viernes, 25 de marzo de 2011

Derechos y Garantías – Deberes y Responsabilidades

Con frecuencia, padres, madres, representantes y docentes por igual, señalan: “la LOPNNA contempla muchos derechos para niños, niñas y adolescentes y solo en un artículo, el 93, se refiere a los deberes que estos tienen”. En principio esto pareciese verdad.
El Artículo 23 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), reconoce el rango supra constitucional a los tratados y normas favorables a la protección de los derechos humanos y el Artículo 78 reconoce la condición de niños, niñas y adolescentes como sujetos plenos de derechos, quienes “estarán protegidos por la legislación, órganos y tribunales especializados, los cuales respetarán y desarrollarán los contenidos de ésta Constitución y de la Convención sobre los Derechos del Niño (1989) y demás tratados internacionales que en esta materia haya suscrito y ratificado la República…”
El Título II, Capítulo II de la LOPNNA contempla, precisamente, los Derechos, Garantías y Deberes, en orden secuenciado, tal y como cobran importancia en la vida y desarrollo de niños, niñas y adolescentes, comenzando por el Derecho a la Vida (Art. 15) y culminando con los Deberes (Art. 93).
Entender el espíritu de la LOPNNA, es entender la obligación, el deber y derecho, que tenemos los adultos de orientarlos y guiarlos de manera progresiva y conforme al desarrollo evolutivo, en el transitar hacia el ejercicio de una ciudadanía responsable (Art. 13). Esto se convierte en un compromiso de corresponsabilidad entre la familia y la escuela, un compromiso que conlleva crear una cultura pedagógica en la que se valoren los derechos humanos y esto se conviertan en parte integral de valores, pensamientos y actitudes, y se reflejen en todos los actos.
Tener derechos no significa “yo quiero o necesito”, significa tengo derechos y alguien debe asumir la responsabilidad, pues los derechos sólo existen cuando se amparan en razones sólidas. De ahí la necesidad de hacerles ver a niños, niñas y adolescentes la importancia de tener derechos. Todo derecho humano conlleva responsabilidades y obligaciones, por lo tanta ejercer un derecho significa también cumplir responsablemente, con lo que éste implica.
Tomemos como ejemplo el Artículo 53, “Derecho a la Educación”:
Según el enunciado el corresponde al Estado asumir la responsabilidad de garantizar este derecho, pues al Estado le corresponde el “…crear y sostener escuelas, planteles e institutos oficiales de educación, de carácter gratuito, que cuenten con los espacios físicos, instalaciones y recursos pedagógicos para brindar una educación integral de la más alta calidad…”
El siguiente artículo, el 54, señala la responsabilidad que tienen los padres de garantizar la educación de sus hijos e hijas, “En consecuencia, deben inscribirlos oportunamente en una escuela, plantel o instituto de educación…., así como exigirles su asistencia regular a clases y participar activamente en su proceso educativo.
El 55 refiere el derecho que tienen los niños, niñas y adolescentes a “...ser informados y a participar activamente en su proceso educativo.”
Y el 57, expone como debe administrarse la disciplina escolar, señalando las responsabilidades de las instituciones educativas en materia de faltas y sanciones.
Así nos encontramos con que el Estado, la familia y la escuela son corresponsables de garantizar el derecho a la educación, y los niños, niñas y adolescentes son responsables de “participar activamente” en dicho proceso.
Asistir puntualmente a clase, cumplir con la normativa establecida en el reglamento de convivencia escolar, prestar atención, estudiar, cumplir con sus deberes y asignaciones, cuidar sus útiles, honrar los símbolos patrios, honrar, respetar y obedecer a su padre, madre, representante, o responsable, respetar la diversidad de conciencia, pensamiento, religión, raza o culturas, conservar el medio ambiente, respetar la vida privada, la integridad personal, promover la tolerancia como espacio para la convivencia democrática, desechar la agresividad y la violencia, utilizar una comunicación asertiva, ser honesto y leal, valorar la familia, desarrollar la autonomía, la toma de decisiones, la cooperación y la solidaridad,
PARTICIPAR ACTIVAMENTE es todo lo anterior y mucho más. Participar activamente significa cumplir con sus derechos responsablemente.
Aceptemos el reto, desde cada escuela, aula, grado, área, asignatura trabajemos para educar en derechos humanos, utilizando la LOPNNA como nuestra fiel aliada.
“…los derechos humanos no son ajenos a ningún país y son propios de todas las naciones… sin derechos humanos no pueden haber paz ni prosperidad duraderas”.
Kofi Annan (1998)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada